La gestión de almacenes es el proceso de logística donde se recibe, acumula, mueve y se mantiene cualquier tipo de material como materias primas, productos semielaborados y elaborados y también se pueden resguardar máquinas y equipos.

Tal tipo de gestión planifica el almacenamiento de los productos en un local, para su distribución o abastecimiento y con esto tener un control exacto de las existencias, las cuales son fundamentales para una empresa, con el fin de tener claridad en lo que debe producir y vender.

Enumeramos algunas de las ventajas de la gestión de un almacén:

1 .- Ahorra tiempo considerable en la búsqueda de un producto.
2.- Se realizan entregas más rápidas.
3.- Genera un control de los movimientos del producto en el almacén para             impedir daños, robos, o caducidad de existencias.
4.- Evita la saturación del almacén.
5.- Siempre hay información actualizada para el departamento de ventas, la         tienda en línea, con el control requerido para pedidos a proveedores,               producción, etc.
6.- Minimiza los errores a la hora de identificar productos.
7.- Se reduce tiempo y dinero, el cual podría aplicarse en otras operaciones        de la empresa.

    Artículo creado con información de Gestionar Facil.Com.